Cargando
isla del mago mel gibson

Isla del Mago en Fiyi

El archipiélago de las Fiyi es un lugar de descanso elegido por muchos famosos, ¿pero sabes que uno de ellos se compró allí la isla del Mago? Te invitamos a conocer esta particular historia.

La isla del Mago se encuentra al este de la isla Viti Levu, la más grande del país y donde se encuentra la capital de Fiyi, la ciudad de Suva.

Si bien las zonas más turísticas de Fiyi se encuentran en la isla principal y en Vanua Levu, muchas de las más de 300 islas ofrecen turismo playero, servicios de primer nivel, actividades relajantes y una cocina exótica y deliciosa.

Todas las islas fiyianas tienen una densa selva virgen con vegetación de tipo tropical donde abundan los cocoteros, los pandanos y las coloridas orquídeas. Esto sumado a las aguas turquesas del mar que las rodea completan un paisaje de ensueño que invita al relax y el disfrute.

¿Cómo es la Isla del Mago?

La República de Fiyi tiene catorce provincias, una de ellas son las islas Lau o Archipiélago del este cuya capital es Tubou. Son más de 100 islas e islotes de los cuales solo unos 30 están habitados.

Islas Fiyi

 

La isla del Mago es parte de este grupo y tiene 22 kilómetros cuadrados de superficie. Es de origen volcánico y tiene una morfología plana por lo que sus tierras son aptas para la producción de cultivos. Además, cuenta con provisión de agua suficiente ya que posee una extensa laguna al norte y un curso de agua que la atraviesa.

Por supuesto, se encuentra rodeada de playas de arenas blancas y aguas transparentes que forman un espacio único de belleza extraordinaria.

Historia de la isla: vendida por 2000 plantas de coco

Las islas Lau fueron descubiertas por el explorador James Cook en 1774. Allí se encuentra la isla del Mago.

Las tribus originarias de la isla fueron desplazadas en 1860 para establecer en el lugar una plantación de algodón y más tarde cultivos de azúcar. Aunque ambas producciones se desmantelaron hacia fines del siglo XIX.

Lo cierto es que en el año 2005 Gibson pagó 15 millones de dólares a una corporación Japonesa que ostentaba la propiedad de la isla y se transformó en dueño de este paisaje.

Reclamos legales sobre la isla del Mago

Si bien el gobierno de Fidji autorizó la venta y se trató de un acuerdo entre privados, luego de la transacción se inició un reclamo por parte de los descendientes de los habitantes originales de la isla.

Los miembros de la tribu Yayusa Vuaniivi alegan ser los propietarios legítimos de Mago y aseguran que la operación inmobiliaria es inválida. Según ellos la isla fue vendida por 2000 plantas de coco, y quienes estaban allí fueron obligados a irse. Por lo tanto los sucesivos ocupantes de la Isla del Mago fueron todos ilegítimos.

En la actualidad los descendientes viven en la isla de Namalata al norte de Mago y reclaman que el lugar de sus antepasados les sea devuelto.

La isla del Mago hoy

Isla del mago

Según la directora de Tierras de Fiji al momento de la compra, el actor se comprometió a conservar el medio ambiente y las condiciones naturales de la isla.

De acuerdo a imágenes satelitales la isla no muestra grandes cambios, solo una pista de aterrizaje de tierra y unas cuantas casas con apariencia de resort. No hay puerto ni ninguna instalación que altere el paisaje.

La isla del Mago es la escapada privada de Mel Gibson. ¡Pero cualquiera de nosotros puede hacer un viaje de placer a Fiyi! Puedes buscar vuelos y hacer tus reservas on line con solo dos clicks!

Solo tienes que organizar un buen plan y tendrás asegurado el disfrute de un lugar paradisiaco con el encanto extraordinario del Pacífico Sur. Y quizás rememorar otra historia sobre la isla de un mago: La Tempestad, de William Shakespeare:

Ahora magia no me queda
y sólo tengo mis fuerzas,
que son pocas. Si os complace,
retenedme aquí, o dejadme
ir a Nápoles. Con todo,
si ya el ducado recobro
tras perdonar al traidor,
no quede hechizado yo
en la isla, y de este encanto
libradme con vuestro aplauso.

-William Shakespere-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.